Idiomas y Tecnología

por Juan Miguel Regueifero, octubre 20, 2016

Aprender un idioma extranjero es un proceso que puede y debe ser apoyado con recursos diversos, los métodos utilizados a través de la historia han ido evolucionando e incorporando las tecnologías de cada momento para hacer más eficiente, placentero y natural dicho proceso. En la actualidad la tecnología avanza a pasos agigantados y es difícil estar al día con los últimos descubrimientos, no sólo por razones económicas sino también por el sentido práctico del uso. Muchos son los especialistas y administrativos que han fracasado al intentar suplantar el papel de los profesores con la tecnología y no pocos estudiantes de idiomas se han convertido en almacenadores de dispositivos e informaciones relacionadas con tecnología de punta que no llegan a utilizar ni siquiera en un 10%.

Cuando el proceso de enseñanza-aprendizaje comienza su recorrido, es básico y fundamental que los estudiantes ejerciten, practiquen, utilicen juegos de roles e incluso que se relacionen con nativos de la lengua estudiada. En todas esas actividades interviene la tecnología. Es mucho más efectivo escuchar audiciones en dispositivos que caben en un bolsillo como mp3, mp4, teléfonos móviles, etc. que tener que esperar llegar a casa para conectar un reproductor de DVD o de CD, de la misma manera es más conveniente que una clase relacionada con las compras en un centro comercial se ejercite proyectando un video donde los estudiantes puedan ver como se utilizan las diferentes funciones comunicativas y el vocabulario del tema con imágenes y sonido en un medio donde el idioma en cuestión es naturalmente utilizado, por otra parte si un estudiante utiliza su computadora personal para ejercicios y tareas escolares que le permitan darse cuenta de sus errores e incluso corregirlos puede ahorrarse el tiempo tendría que esperar hasta la próxima clase para comprender que se había equivocado y puede aún continuar ejercitándose para disminuir la posibilidad de cometer el mismo error.

Entonces ¿cuáles son algunos de los usos incorrectos de la tecnología en el proceso de enseñanza-aprendizaje de un idioma? Seguidamente ponemos algunos ejemplos negativos tomados de la vida real:

  1. Un profesor de idioma inglés que imparte clase en el nivel básico: Desde el comienzo de la clase muestra una secuencia de video que dura todo el turno y al finalizar la misma deja como tarea que los estudiantes escriban sobre el mismo sin dar ninguna explicación.
  2. Un estudiante de idioma inglés del nivel básico con dificultades en la compresión oral: Graba en su teléfono móvil una canción de Rock y pasa todo el día escuchándola comprendiendo alguna que otra palabra suelta creyendo que así está mejorando su habilidad para comprender.
  3. Un estudiante de idioma inglés del nivel intermedio: Está estudiando por un método llamado ALL IN ONE y necesita hacer tareas relacionadas con la voz pasiva pero como tiene en su computadora el último programa interactivo que salió al mercado ha pasado todo el día anterior a la clase, tratando de instalarlo y finalmente ha comenzado a utilizarlo desde el inicio para descubrir todos los recursos que tiene.
  4. Un profesor de idioma inglés de nivel básico: Lleva al aula un capítulo de la serie LIE TO ME (Miénteme) y la pone sin subtítulos para que los alumnos digan que entendieron.
  5. Un estudiante de idioma inglés de nivel básico: Comenzó el curso sin base y solo ha aprendido los saludos. Se conecta cada día a Internet para chatear con nativos del Reino Unido quedando frustrado por la imposibilidad de lograr una comunicación real.

Como pueden ver tecnología no es sinónimo de solución, es preciso darse cuenta de qué herramienta nos sirve para qué propósito y utilizarla para avanzar en un camino ya definido.


2 comentarios en “Idiomas y Tecnología”

  1. Javier Ricardo dice:

    La tecnología es una herramienta que nos puede ayudar a la hora de aprender un idioma, pero no debemos olvidar que es necesario interactuar con un profesor que sepa guiarnos y corregir nuestros errores.

  2. Roberto Zapata dice:

    Roberto Zapata

    Valorando el argumento “Idioma y Tecnología” se puede ver que un mal uso de tecnologías de avanzada en la práctica del idioma podría provocar un mal aprendizaje de los mismos debido a que muchos pensamos que de esta manera hacemos bien nuestro trabajo e incluso mejoramos, pero esto no ayuda en nada sin alguien que este tutoreando el crecimiento del conocimiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.